Bienvenida del Presidente de la Asociación de Médicos Homeópatas de Andalucía–Extremadura

Dr. Francisco de Asís Moya Hiniesta
Presidente de la Asociación de Médicos Homeópatas de Andalucía y Extremadura (AMHAEX)

Estimados profesionales, amigos y amigas de la Homeopatía:

La Asociación de Médicos Homeópatas de Andalucía y Extremadura os da la Bienvenida al 77th Congreso Mundial de la Liga Médico Homeopática Internacional (L.M.H.I) que se celebrará D.m. del 2 al 5 de octubre de 2024 en nuestra ciudad de Sevilla.

Por unanimidad, se aceptó por nuestra Asociación que fuera Sevilla la sede del Congreso y la Asamblea Nacional de Homeopatía (ANH) la organizadora de este. El entusiasmo despertado en sus miembros ha conllevado una respuesta masiva a ponerse en disposición de lo que haga falta, para que se logre el mayor éxito posible, con la colaboración en todo lo que fuera necesario. Este mismo entusiasmo se ha visto reflejado en las asociaciones de usuarios y amigos de la homeopatía de Andalucía y Extremadura.

Nuestro Rey, Felipe VI, define Sevilla y Andalucía como “tierra de encuentro” que favorece el diálogo entre culturas.

Por su capacidad para acoger todo tipo de eventos, la convierte en una ciudad clave para organizar un congreso en Sevilla, siendo una garantía para sus promotores y también para el disfrute de los asistentes, más allá de la propia celebración.

Sevilla reúne las condiciones idóneas para la celebración de este tipo de eventos: espacios para pequeños y grandes eventos, medios técnicos necesarios para que resulten eficaces, infraestructura hotelera suficiente, red de comunicación cómoda, y otros atractivos para los asistentes como excelente ciudad turística, con atractivos culturales y de ocio, importantes para que los participantes se sientan integrados de forma científica, pero también lúdica, de manera conjunta sin dispersión, con atractivas actividades para todas las personas. En definitiva, un aliciente más para el éxito de un congreso mundial

Sevilla es reconocida como una de las ciudades con mejor gastronomía. Por lo que esperamos que los platos típicos de nuestra ciudad, su patrimonio histórico y cultural y su folclore andaluz, permita disfrutar de la ciudad y animar, aún más, a la asistencia al congreso en un clima de amabilidad y acogida, con mucha ilusión y amor, que nos predispone para realizar valiosas aportaciones al conocimiento médico homeopático, a la sabiduría común y al entendimiento entre comunidades y personas de distintas procedencias y tradiciones, haciendo realidad el lema del Congreso “Unidos para seguir avanzando”.

Otro aspecto fundamental en lo académico ha sido el apoyo que siempre dio el Real e Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Sevilla a la formación de médicos en Medicina Homeopática, donde el que fuera su presidente, Dr. Rafael Barroso, abrió las puertas del colegio a figuras internacionales de la Homeopatía para que impartieran la docencia a los médicos sevillanos y de otras ciudades e incluso del extranjero.

Igualmente, la Universidad de Sevilla abrió sus puertas a la formación médico- homeopática, a través del insigne Dr. Juan Ramón Zaragoza, catedrático de Radiología y Medicina Física de la Universidad de Sevilla, con la organización de Máster en Homeopatía y dirigiendo Tesis Doctorales sobre la Medicina Homeopática y la Acupuntura.

También, a través de la Escuela Universitaria de Ciencias de la Salud, se creó durante muchos años la asignatura de libre configuración “Fundamentos Básicos de la Medicina Homeopática”. en la Universidad de Sevilla.

Fueron varios presidentes de la Organización Médico Colegial (OMC) los que apoyaron la Medicina Homeopática y su docencia en las Instituciones Colegiales y Universidades españolas, para evitar el intrusismo médico, considerándola para ello como un Acto Médico: Dr. Alberto Berguer, Dr. José Fornés, Dr. Isacio Siguero, que fue presidente del Real e Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Sevilla, considerando que toda terapia, convencional o no, es en sí misma un acto sanitario que precisa de un diagnóstico previo, de una indicación terapéutica y de una aplicación de la misma y que debe ser realizada por un profesional cualificado y legalmente autorizado para ello.

También fue un honor para los médicos homeópatas sevillanos, las palabras de apoyo que el Ilustre médico D. Juan Jiménez Castellanos, cuando era presidente de la Real Academia de Medicina de Sevilla, tuvo para la Medicina Homeopática.

En el Colegio Médico de Sevilla, al igual que en Barcelona, se creó una comisión para acreditar la formación de los médicos homeópatas, otorgando el diploma a los médicos que cumplían el baremo exigido en horas lectivas y años de formación en Medicina Homeopática. El principal artífice de esta gestión fue el Dr. Carlos González Vilardell, siendo presidente del RICOMS, labor que continuó otro presidente de la institución colegial sevillana, el Dr. Juan Bautista Alcañiz.

La docencia en Homeopatía se inició en el Colegio Médico de Sevilla con el Dr. Proceso Sánchez Ortega, fundador de Homeopatía de México A.C. y los miembros de su escuela: Dr. Antonio Sánchez, Dra. Rosario Sánchez, Dr. René Torres, Dra. E. Sánchez, Dr. F. Domínguez, Dr. Julio Palau (dermatólogo), Dr. Rogelio Agüero, Dr. F. Criollo, Dr. Guillermo Sánchez, Dra. Patricia Carballo, Dra. G. Alcover, que formaron a muchos médicos del estado español y culminó con la creación de la Escuela Hispanoamericana de Homeopatía “Samuel Hahnemann”, con sede en el Colegio de Médicos de Sevilla.

Fue muy importante las aportaciones de los médicos franceses Dr. Jacques Baur y Dr. Jacques Lamothe, que impartieron varios cursos.

De la Escuela Argentina vinieron a Sevilla el Dr. Masi Elizalde, Dr. Ángel Oscar Minotti, Dr. Marcelo Candeghabe, Dr. Luís Detinis. Y muchos médicos sevillanos acudieron a Barcelona a escuchar las enseñanzas del Dr. Tomás Pablo Paschero y Dr. Eugenio Candeghabe.

Ha sido muy importante en nuestra ciudad las aportaciones docentes y su participación en los eventos nacionales e internacionales organizados en el Colegio Médico de Sevilla, del Dr. Edgar Godoy, que durante mucho tiempo ha sido asesor de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su país Ecuador.

El médico suizo Heiner Frei aportó en Sevilla su experiencia clínica de un país donde la Medicina Homeopática está plenamente institucionalizada y apoyada por el Ministerio de Sanidad. Y el Dr. Gheorghe Jurj, de Rumanía, aún continúa en la actualidad impartiendo los cursos de clínica homeopática.

Varios médicos, que han sido presidente de la Liga Médico Homeopática Internacional, nos han honrado con su presencia, aportando sus conocimientos en los diferentes cursos y Simposios de Homeopatía organizados en Sevilla. Destacan los doctores Carles Amengual, Renzo Galazzi, José Matuk y Ulrich Fischer.

Igualmente, presidentes de la Academia Médico Homeopática de Barcelona han aportado su granito de arena en la formación de los médicos andaluces. Son los doctores Miguel Ángel Luqui, Juanjo Dallares, Manuel Mateu, Anna Pla y Maite Bravo.

De la Federación Española de Médicos Homeópatas nos ha aportado sus conocimientos la Dra. Inmaculada González, Dr. Antonio Marques y Dr. Valentín Romero, médico sevillano creador del Máster de Homeopatía en la Universidad de Sevilla. Todos presidentes de la F.E.M.H en diferentes etapas. Siendo presidente en la actualidad el Dr. Marques.

No podemos olvidar “in memoriam” la excelente labor docente y organizativa realizada por los doctores Javier Encina en el Colegio de Médicos de Sevilla y Ricardo Bárcena en la Facultad de Medicina de Sevilla, ambos presidentes de la Asociación de Médicos Homeópatas de Andalucía. En la actualidad, también de Extremadura.

Muchas de las actividades de Homeopatía realizadas en nuestra ciudad, han tenido el apoyo de Patrick Carton, responsable del programa informático Radar.

También en Sevilla se ha contribuido a desarrollar la Homeopatía Solidaria con la creación de “Cursos de Experto en Medicina Homeopática para la cooperación con el tercer mundo” en la Universidad de Sevilla y que se desarrolló en varias ediciones, siguiendo la línea solidaria que marcaba la L.M.H.I.

El Dr. Cristóbal Ariza y el Dr. Constancio Moreno Bartolomé, mantuvieron en la ciudad de Sevilla a mediados del siglo XX el espíritu que transmitiera el Dr. Prudencio Querol, que fue considerado como el pionero de la Homeopatía en España.

En el aspecto farmacéutico, siempre nos han sido de gran ayuda, tanto en la docencia, como en la preparación de fármacos homeopáticos, los doctores Emilio Romero de Sevilla y Joan Alegre de Cataluña, que impartieron cursos de farmacia homeopática en nuestra ciudad. Además, el Real e Ilustre Colegio de Farmacéuticos de Sevilla, en la persona de su presidente Manuel Pérez Fernández, siempre brindo el apoyo y consideración a la Medicina Homeopática.

Es nuestro deseo que Sevilla sea el encuentro de todas las personas que ha estado en nuestra ciudad desarrollando su actividad académica en la Homeopatía, y que, en estos momentos difíciles, deben ser un faro que alumbre al mundo homeopático para que España, a través del 77th Congreso de la L.M.H.I. recupere el lugar que le corresponde en la Medicina Homeopática, por derecho y por el rigor de sus principios y apego a la metodología científica. Y la docencia se realice, como ha sido costumbre en nuestro país, en los colegios de médicos y las universidades para garantizar la calidad asistencial.

El recuerdo de los maestros y médicos, que ya no están entre nosotros, será una fuerza para defender la verdad en Medicina, como ellos lo hicieron. Tuvimos la fortuna de disfrutar de sus enseñanzas para difundir, ahora más que nunca, lo que la Medicina Homeopática aporta, favoreciendo la curación profunda de las personas en toda su integridad, eliminando las tendencias mórbidas a enfermar, permitiéndole disfrutar de la libertad y salud y contribuyendo a un mundo mejor.

En la seguridad de que serán unos días inolvidables, de convivencia e intercambio, acompañado del hermoso clima de nuestra ciudad y el aroma de azahar.

Os Esperamos.

Con todo nuestro cariño y el de nuestra ciudad en el 77th Congreso Mundial de la Liga Médico Homeopática Internacional (L.M.H.I.).

Un fuerte abrazo.